Abuso de terapias en el autismo

Esta chica tiene una manera genial de expresar muchas de las cosas por las que yo también paso. Un marcapáginas en su blog más que recomendado.

Asper Revolution

Soy una adulta autista, treinteañera, vivo con mi marido y somos independientes (nos cuidamos el uno a la otra y al revés). Siempre me quejo de la precariedad económica en la que vivo (y me seguiré quejando mientras continúe en ella) y en mi inestabilidad laboral, pero lo cierto es que tampoco estoy tan mal dado el panorama actual.

Cuando era pequeña no fui a ningún tipo de terapia, salvo al logopeda porque no sabía pronunciar la letra “r” y él me enseñó. Por lo demás, aprendí a socializar por mi cuenta, los protocolos de la sociedad NT. También aprendí a cuestionar estas normas no escritas y las bases sobre las que están establecidas. Aprendí a mentir, más mal que bien, y aprendí que no me gusta mentir. Aprendí que era diferente del resto (de la mayoría al menos, me he encontrado con personas igual de raras que yo), aprendí…

Ver la entrada original 959 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s